Sobre Retiro Sport Fitness... Nuestra filosofía e ideales....


Estás en la Web de Retiro Sport Fitness. Si deseas conocernos te invitamos a que primeramente leas esta entrevista, que estamos seguros es capaz de trasmitir con total seguridad y certeza lo que tantas veces predicamos al día y que es nuestro mayor deseo.

Activa cuerpo y mente


Mente y deporte ¡juntos!
La actividad física influye en nuestro humor y actitud positiva.
Siempre hablamos de los beneficios físicos que nos brindan las distintas disciplinas, sin embargo el deporte es mucho más que eso. El cuerpo y la mente son una unidad indisoluble. Por eso, el deporte y la actividad física favorecen el desarrollo motriz y corporal y, a su vez, generan un estímulo a nivel mental: sensación de placer, interacción con otros, sentimiento de bienestar, etc.
La psicología del deporte estudia cómo la actividad física influye en el bienestar y en el desarrollo personal y cómo se puede optimizar el rendimiento deportivo a partir de la fortaleza mental. El rendimiento deportivo posee cuatro patas: técnica/talento, táctica o estrategia, estado físico y estado mental. “Pensar el rendimiento deportivo sin entrenamiento mental es pensar en un auto que tiene una rueda pinchada; va a poder funcionar, moverse, pero no va a llegar muy lejos y el viaje no va a ser para nada placentero”, explica Katz.
Para empezar, ¿es cierto esto de que “el cuerpo hace lo que la mente le dice”?
Existe lo que se llama “desarrollo motor”, es decir que la capacidad motriz que cada individuo posee es exclusiva. Ese desarrollo se adquiere desde el nacimiento. Si un niño recibe una apropiada educación física, practica deportes y se inicia a una edad adecuada, tendrá una motricidad más fina que otros niños que no hayan recibido la misma estimulación. El cuerpo suele hacer lo que la mente dice, siempre y cuando haya habido un desarrollo motor apropiado.
¿Cómo estimula el ejercicio físico al cerebro?
El ejercicio físico es una actividad esencial para la vida. Por ejemplo, es común que a pacientes depresivos se les recomiende realizar actividad física o practicar un deporte, ya que esto aumenta los niveles de serotonina (un neurotransmisor responsable de la sensación de bienestar). Además, los objetivos y las metas son fundamentales a la hora de practicar un deporte y en cualquier actividad en nuestra vida, ya que son los que promueven la motivación.

Y en sentido contrario, ¿qué factores psicológicos influyen en el rendimiento deportivo?
Hay una gran variedad y todos se pueden entrenar y mejorar. Algunos son:
•    la motivación
•    la concentración
•    la confianza en uno mismo
•    el manejo del estrés y de la activación
•    el liderazgo
•    el trabajo en equipo


Hay que aclarar que autoestima y autoconfianza no son lo mismo. Autoestima se refiere al grado de amor propio que me tengo y autoconfianza, a la creencia que poseo sobre mis capacidades para obtener éxito en alguna actividad. La autoconfianza varía en función de la actividad que se realice, en cambio, la autoestima no. Desde la psicología del deporte principalmente se fortalece la autoconfianza. Si tenemos niveles muy elevados o muy bajos de autoconfianza, nuestros rendimientos serán pobres porque creemos que no importa si nos esforzamos. Lo adecuado es poseer un nivel óptimo de autoconfianza que me llevará a entender el grado de esfuerzo y de dedicación que debo realizar para alcanzar mis objetivos.
Entonces, ¿la mente puede motivarnos o ser una barrera al realizar actividad física?
Se suele decir que la motivación posee dos caras: por un lado, todo lo referido a las ganas, la energía, el interés; y por el otro, la presión que implica tensiones, estrés, desgano y padecimiento. Una mente entrenada y preparada para competir o para practicar un deporte o una actividad física nos permite encarar nuestros desafíos desde la primera perspectiva: con energía, seguridad, confianza y satisfacción. Una mente que no está entrenada psicológicamente para ello, seguramente viva los desafíos con preocupación, inseguridad, temores y sufrimiento.

¿Qué pasa si nuestra vida es sedentaria y abandonamos todo tipo de deporte?
El abandono del deporte es un problema muy grave. Hay investigaciones que indican que hay una gran relación entre el sedentarismo y las enfermedades coronarias. Los mayores índices de abandono se dan cuando los adolescentes terminan el colegio secundario. La clave es transmitir desde la niñez que el deporte no es una obligación ni un área de sufrimiento, sino una elección, un espacio para el disfrute. Es fundamental saber qué deporte puede ser el indicado para cada uno y tener en claro las metas. Si yo quiero empezar a correr para estar en buen estado físico y bajar algún kilo de más, pero el entrenador me prepara para correr una maratón, lo más probable es que termine abandonando el deporte. También sería fundamental promover campañas desde el Estado para favorecer el entusiasmo por el deporte y por la actividad física.

A veces el abandono tiene que ver con la decepción por no alcanzar los resultados esperados. ¿Qué cambio en nuestro pensamiento debe haber?
Todos poseemos distintos niveles de tolerancia a la frustración. Hay personas que, por cuestiones de personalidad, ante el primer obstáculo abandonan y hay otras que persisten continuamente (lo que tampoco es sano). Creo que lo ideal es que la culpa no recaiga siempre en el afuera (el clima, los árbitros, los rivales, etc.) y apuntar a que los objetivos no pasen por los resultados únicamente, sino también por los rendimientos. No hay que quedarse solo con el número final o con el puesto obtenido.

¿Cuán importante es que el profesor o el entrenador nos motive?
El entrenador suele ser el líder de un grupo y por ende su función a nivel psicológico es fundamental. Es quien nos indicará la estrategia para lograr nuestros objetivos, pero además necesitará poseer adecuadas capacidades para liderar, comunicar y motivar. Si yo sé cómo puedo ayudarte a que logres tus metas, pero me cuesta ser claro y explicativo -no refuerzo tus mejorías, no te indico cómo vas progresando y no te estimulo adecuadamente con metas desafiantes-, posiblemente fracasaré como entrenador y como líder.

¿Es cierto que el deporte puede ayudar a una persona que sufre estrés o ansiedades?
Se recomienda hacer deporte y actividad física tanto en trastornos del estado del ánimo como en trastornos de ansiedad. Pero hay que tener cuidado porque también puede ser un detonante. Si exponés a una competencia exigente a una persona que sufre, por ejemplo, un trastorno de ansiedad generalizado, que se preocupa por todo y a quien todas las inseguridades le disparan muchísima ansiedad, será peor. Para las personas que padecen ansiedad y estrés es recomendable que primero consulten con un psicólogo clínico especializado. El deporte en este sentido es complementario, pero no es la cura.

¿El deporte sirve para conocernos más a nosotros mismos y para saber cuáles son nuestros límites?
¡Sin duda! Nos pone a prueba en todo sentido, no solo físicamente, sino que nos ayuda a descubrir cómo rendimos bajo presión, cómo respondemos ante la adversidad, cómo reaccionamos ante el éxito y cómo nos comportamos con un compañero cuando las cosas no salen como las planeamos. El deporte nos hace sentir competentes y nos enseña que podemos mejorar si estamos comprometidos y dispuestos a lograrlo. Incluso, puede generar grupos de pertenencia.

Por último, ¿el invierno nos afecta psicológicamente para realizar menos deporte y actividades físicas?
Sí, esto sucede por cuestiones orgánicas. Las células en calor están en mayor actividad y en frío se paralizan. Como mente y cuerpo son lo mismo, no estaremos preparados orgánicamente para hacer deporte en frío ni tampoco tendremos las ganas necesarias. Es allí donde se evidencia la pasión por lo que nos gusta. Si mis metas son realistas y me comprometo con ellas, algo como el frío no me va a ganar.


Asesoró en esta nota: Ezequiel Katz. Psicólogo especializado en deporte y Especialista en Gestión Humana. M.N. 46.966.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Para más información y conocer como cambiar su configuración consulte nuestra política de cookies. Política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio.